¿Cómo afecta la contaminación acústica en la ventilación?

¿Cómo afecta la contaminación acústica en la ventilación?

La contaminación acústica puede suponer un gran problema en toda ciudad. Si además pensamos en las enormes edificaciones que no están bien equipadas contra el ruido, puede llegar a transformarse en un conflicto mucho mayor.

Normalmente, quienes sufren más de polución  es debido a la estanqueidad deficiente de algunos edificios. Si una vivienda fue construida sin poner énfasis en bloquear los ruidos del exterior o de otras habitaciones, seguramente padezcamos de un exceso de contaminación acústica.

Por otro lado, si abrimos las ventanas para airear las estancias y vivimos en una zona cercana a una gran avenida no solo sufriremos la entrada de gases contaminantes, sino que también tendremos que lidiar con los ruidos del exterior.

El problema de la contaminación acústica es que puede afectar a nuestro día a día. Es posible que nos cause daños como un aumento del estrés, pérdida de la concentración, descanso de peor calidad o incluso ansiedad.

¿Cómo afecta la contaminación acústica en la ventilación?

Primero que todo, hay que tener en cuenta que algunos sistemas de climatización tradicionales son bastante ruidosos. Por ejemplo, los aparatos de aire acondicionado. En este caso, el mayor problema no es el de las unidades que se instalan. Sino el malestar que pueden generar los equipos compresores. Muchos de ellos suelen instalarse en el exterior, mayoritariamente en terrazas.

La manera en que la ventilación puede ayudar a reducir la polución acústica es a través de  los sistemas de ventilación mecánicos, y en especial los de doble flujo. En este caso, cerramos las ventanas y los ventiladores de extracción e introducción de aire son silenciosos. No se genera el ruido de los compresores y evitamos el ruido tanto del exterior como el generado en interiores.

En las construcciones a partir de 2020 la contaminación acústica se reducirá drásticamente al usar sistemas de ventilación mecánicos. Se trata del avance de la Edificación de Consumo Casi Nulo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *