FILTROS EN LOS SISTEMAS DE VENTILACIÓN

FILTROS EN LOS SISTEMAS DE VENTILACIÓN

Los sistemas de ventilación mecánica incorporan filtros que permiten eliminar diversos contaminantes del aire. Cada tipo de filtro tiene una determinada eficiencia en la retención de un tamaño específico de partícula. Si los mismos no están en condiciones óptimas, estaremos respirando aire contaminado.

Un aire filtrado es la solución ideal a los problemas de alergias que pueden sufrir los trabajadores de una industria.

Al seleccionar un ventilador, debemos tomar en cuenta la pérdida de presión que supone la suciedad de los filtros. Este dato debe quedar detallado por el fabricante.

Los técnicos especializados se hacen cargo de analizar el sistema adecuado para establecer pérdidas de presión. Continuamente, se debe evaluar los cambios de caudal que provoca la suciedad.

Como opción podemos incorporar a nuestro sistema variadores de frecuencia. Con ellos se equilibra la pérdida de presión y se logra que la presión de salida (el caudal) sea constante. Los filtros de ventilación deben permanecer en condiciones óptimas, para evitar respirar aire contaminado, el cual afecta nuestra salud.

TIPOS DE FILTRO

El tipo de filtro más habitual es el seco y se utiliza en numerosas aplicaciones. Entre ellas la cocina industrial,  quirófanos, industrias farmacéuticas o empresas de electrónica.

Otro tipo de filtros son los húmedos, compuestos por cortinas de agua pulverizada. Mediante ellas se hace pasar el aire contaminado, generando cascadas de agua por las que atraviesan los filtros electrónicos para la separación de materias oleosas.

Es de suma importancia realizar el mantenimiento y cambio de filtros cuando corresponde, para asegurar nuestra salud respirando aire de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *